Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecerte los mejores servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información aquí.X




Artículos & opinión


FISCAL
  |  
25-09-2019
Entrevista a Arantxa Hernández
Este mes de septiembre os queremos presentar a nuestra socia del área de Planificación Tributaria, Arantxa Hernández. Arantxa es abogada es experta en el ámbito del asesoramiento fiscal y planificación tributaria de grupos de sociedades, operaciones inmobiliarias y reorganización de grupos de empresas familiares y tributación de empresas del sector público.


Después de casi 20 años en el sector jurídico, ¿cuáles son los principales cambios a los que un abogado experto en fiscalidad se ha enfrontado este año 2019?
En realidad, 2019 ha sido un año de transición en el que no se han producido grandes novedades fiscales. La situación política no ha permitido la aprobación de distintas medidas que se preveían en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2019. Muchas de estas novedades suponían una subida de impuestos sobre rendimientos del capital, tanto a nivel de personas físicas como en el ámbito de Sociedades, al limitar la aplicación de las normas de eliminación de la doble imposición.

Sin embargo, sí han entrado en vigor otras obligaciones relativas a la gestión de riesgos fiscales, que se plasman en los sistemas de compliance tributario y en los procesos necesarios para la efectiva aplicación del manual de Buenas Prácticas Tributarias en las organizaciones de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria. Algunas de estas medidas son de carácter internacional y provienen del Proyecto BEPS lanzado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y que posteriormente ha sido plasmado en la normativa comunitaria o en convenios bilaterales o multilaterales para evitar la doble imposición, el fraude fiscal y mejorar el intercambio de información entre los Estados. Además, a nivel nacional se ha publicado por la AENOR la Norma UNE 19602, sobre sistemas de gestión de compliance tributario. Todo ello, para un mejor cumplimiento de la transparencia y obligaciones fiscales a implementar por las empresas. En cualquier caso, supone un cambio de tendencia (puesto que se traslada el control a las propias empresas) conllevando con ello la reafirmación que son los sujetos pasivos los responsables de sus obligaciones fiscales.

Pero no todo son obligaciones. Los tribunales han emitido sentencias que han abierto a los contribuyentes la posibilidad de reclamar contra el criterio que venía manteniendo la administración tributaria, por ejemplo, en cuanto al Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (Plusvalía Municipal), en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones de No Residentes, entre otros. Ello nos ha permitido la reclamación de cuotas ingresadas por los contribuyentes que ahora deberán ser compensados.

Entre sus ámbitos de conocimiento cabe destacar su prolongada especialización en la optimización de la tributación en la reorganización de patrimonios y de su transmisión, reestructuraciones empresariales. ¿Cuáles son los puntos que hay que tener en cuenta si queremos preservar patrimonio?
Además de una política inversora estructurada y bien dirigida y que se anticipe a la situación del mercado, es imprescindible tomar ventaja de todas las medidas legales para reducir/optimizar la tributación.

Así, por ejemplo, en el ámbito empresarial es preciso un análisis de las deducciones y exenciones aplicables a determinadas rentas en el Impuesto sobre Sociedades, así como los regímenes especiales vigentes para algunas actividades, como la de arrendamiento de viviendas.

En el nivel del inversor toma especial relevancia la correcta aplicación de exenciones en el Impuesto sobre el Patrimonio y su correlación con la bonificación en el Impuesto sobre Sucesiones de participaciones en empresas y negocios. Una correcta planificación puede ser la diferencia entre poder aceptar una herencia o no poder hacerlo por su coste o hacerlo y tener que liquidar parte del patrimonio para satisfacer impuestos.

En el caso de las fundaciones y entidades sin ánimo de lucro, ¿qué deben tener en cuenta estas organizaciones en el ámbito fiscal?
La mayoría de las entidades del tercer sector realizan actividades sujetas pero exentas de IVA. Esta situación que puede parecer ser una ventaja, en la mayoría de ocasiones comporta un sobrecoste en estas entidades, ya que deben soportar el coste del IVA de sus compras sin poder deducirlo.

No obstante, muchas de estas entidades realizan también otras operaciones sujetas y no exentas y, por otra parte, en ocasiones se benefician de la percepción de subvenciones.

Una casuística tan compleja exige analizar detalladamente el régimen de deducción de IVA que puede resultarles aplicable con el objeto de minimizar, en la medida de lo posible, el sobrecoste impositivo de este impuesto.

Por otra parte, recomiendo analizar si la forma jurídica que utilizan es la más adecuada a su situación actual. Estas entidades suelen iniciarse con un objetivo que va evolucionando a lo largo de los años. Así, existen muchas asociaciones que, en realidad, podrían hallarse bajo la forma de fundación y acogerse a la normativa de la Ley del Mecenazgo, con ventajas en cuanto a la tributación en el Impuesto sobre Sociedades y en las deducciones de los socios y aportantes.

¿Cuáles son los principales retos en su área para 2020?
Estamos viviendo un momento de cambio que no tenemos la certeza de qué novedades legales va a traer. En todo caso, estamos preparados para analizar los distintos escenarios que pueden plantearse.

La situación de Europa y el Brexit también debe ser tenida muy en cuenta por los efectos que puede producir tanto en la tributación directa como en el IVA y en los impuestos aduaneros y en qué puede afectar a cada compañía que tenga vínculos económicos con Reino Unido.

Las exigencias por parte de la administración se van incrementando progresivamente y recae sobre el sector privado el cumplimiento de cada vez más numerosas obligaciones, por lo que es preciso ser flexible y poder adaptarse a las mismas.

Asimismo, nos mantenemos atentos a las novedades jurisprudenciales que supongan un cambio en los criterios mantenidos por la Administración Tributaria y sean beneficiosos para nuestros clientes.

En todo caso, desde nuestra área buscamos visualizar el futuro y anticiparnos al cambio y trabajar con ilusión en las nuevas oportunidades que se aproximan

¿Cuál es el valor añadido que aporta el área de Planificación Tributaria de AddVANTE?
La fiscalidad es un aspecto que debe ser objeto de análisis en todo tipo de operaciones y, en muchas ocasiones es determinante para el buen fin de las mismas. AddVANTE, como despacho interdisciplinar, permite al cliente un asesoramiento integral a todos los niveles y en las áreas que requiera.

Nuestra formación y constante actualización legal y tecnológica nos permite transmitir una total confianza al cliente, que es nuestra razón de ser. Tenemos muy claro que nuestro cometido es comprender cuáles son las necesidades reales del cliente y darle una solución adecuada a las mismas.

Arantxa ha participado como ponente en diversas jornadas y seminarios relacionados con aspectos fiscales, tributarios y normativos de la empresa familiar, mercado inmobiliario, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y Contratación pública y entidades sin ánimo de lucro, entre otros.






Si desea suscribirse gratuitamente a AddVANTE insights & ideas haga clic aquí

REGISTRARSE INSIGHTS & IDEAS

Es gratis y fácil.
Como miembro podrá acceder a artículos, podcasts y recibir circulares y alertas por e-mail de nuestros servicios. Suscribirse

CIRCULAR INFORMATIVA
Ver número en curso Ver todos