Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecerte los mejores servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información aquí.X




Artículos & opinión


GESTIÓN LABORAL
  |  
09-09-2019
Nueva campaña de la Inspección de Trabajo contra el uso irregular de la contratación a tiempo parcial y la contratación temporal fraudulenta
La Instrucción Nº4/2019 de 7 de agosto de 2019 de la Inspección de Trabajo y de Seguridad Social establece dos nuevos planes de choque para la actuación inspectora contra el fraude implantado tanto en la contratación temporal como en los contratos a tiempo parcial.


Tal y como se informó en nuestro artículo de mayo de 2018, el 27 de julio de 2018 el Consejo de Ministros aprobó el Plan Director por un Trabajo Digno para el periodo 2018-2020, con el objetivo fundamental de recuperar derechos laborales y mejorar la calidad del empleo y de las condiciones de trabajo.

Este Plan Director por un Trabajo Digno, con vigencia hasta el año 2020 incidía en amplios aspectos laborales a trabajar y, dentro de ellos, se destacaba con especial relevancia la precariedad laboral traducida en las altas tasas de temporalidad y los abusos producidos en la utilización de la contratación a tiempo parcial.

Si bien ambas materias son objeto de actuación permanente por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, se consideró necesario reforzar las actuaciones inspectoras. Por una parte, se establecieron medidas operativas específicas en el Plan Director y por otra, la ejecución de dos planes de choque, uno contra la temporalidad fraudulenta y otra contra el uso irregular de la contratación a tiempo parcial que ahora han sido renovados debido a que siguen siendo dos de los principales problemas en nuestro mercado de trabajo.

El objetivo de estos dos nuevos planes choque es principalmente, efectos recaudatorios aparte, regularizar el fraude detectado en las materias indicadas y generar un efecto disuasorio en aquellos empresarios que promuevan estos tipos de irregularidades que producen precarización laboral.

Respecto a la contratación temporal serán de especial seguimiento aquellos contratos de obra y servicio en vigor desde hace más de 36 meses, el encadenamiento de dos o más contratos temporales en una misma empresa, con o sin solución de continuidad, por un periodo superior a 24 meses en los últimos 30 meses y contratos eventuales por circunstancias de la producción con una duración superior a 12 meses.

En relación con el otro ámbito de actuación, la contratación a tiempo parcial, se perseguirá el fraude vigilando a aquellas empresas donde se haya detectado un número elevado de las contrataciones con coeficientes a tiempo parcial muy reducidos, siendo ello discordante con la actividad empresarial desarrollada.

Para el desarrollo e implementación de los planes de choque explicados, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ya está enviando comunicados a las empresas con posibles situaciones de fraude, informándoles de los datos obtenidos a través de la llamada “Herramienta de Lucha contra el Fraude”, instándoles a revisar su situación, y advirtiéndoles de la realización de actuaciones inspectoras de comprobación en caso de no regularización. Se da un plazo de un mes a las empresas para llevar a cabo dicha revisión y regularización.

Una vez transcurrido el periodo de un mes desde la recepción de la comunicación, de nuevo la “Herramienta de Lucha contra el Fraude” comprobará las modificaciones que hayan sido realizadas. Aquellas empresas que continúen con la situación inicial, o solo la hayan modificado parcialmente, serán objeto de una actuación por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social a efectos de verificar el cumplimiento de la normativa correspondiente, adoptando en su caso las medidas que resulten preceptivas tras el análisis de cada situación.

Cabe decir que en las propias comunicaciones ya se advierte que los incumplimientos empresariales relativos a la transgresión de la normativa sobre modalidades contractuales se encuentran tipificados como infracción grave en el artículo 7.2 del Texto Refundido de la Ley de Infracciones y del Orden Social por lo que se desprende un ánimo recaudatorio para aquellas empresas que no apliquen voluntariamente las regularizaciones en las instrucciones recibidas.

Desde el departamento de Gestión Laboral de AdVANTE quedamos a su disposición para ampliar esta información o resolver cualquier duda que pudiera surgir relacionada con este artículo.






Si desea suscribirse gratuitamente a AddVANTE insights & ideas haga clic aquí

REGISTRARSE INSIGHTS & IDEAS

Es gratis y fácil.
Como miembro podrá acceder a artículos, podcasts y recibir circulares y alertas por e-mail de nuestros servicios. Suscribirse

CIRCULAR INFORMATIVA
Ver número en curso Ver todos