Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecerte los mejores servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información aquí.X





ÁREA DE COMUNICACIÓN

Prensa Noticias & Medios


  |  
23-07-2014

Adaptando las empresas a la realidad post-crisis

Ante un escenario cambiante de post-crisis, la manera de relacionarse con los clientes y los nuevos retos que se deben afrontar están provocando que las compañías tradicionales deban evolucionar hacia un nuevo modelo “inteligente”.



Ante un escenario cambiante de post-crisis, la manera de relacionarse con los clientes y los nuevos retos que se deben afrontar están provocando que las compañías tradicionales deban evolucionar hacia un nuevo modelo “inteligente”. Para ayudar a las empresas a dar ese paso, AddVANTE propone un nuevo enfoque orientado a cubrir de manera diferente las necesidades y requerimientos que demanda el cliente actual.

¿En qué consiste el proceso de transformación que promueven?
Tras un largo periodo de crisis las empresas han centrado sus esfuerzos en reducir costes, reajustar la plantilla y reducir lo superfluo a costa de importantes sacrificios. Paralelamente, han ido surgiendo nuevas realidades que están cambiando las reglas del juego: la manera de relacionarnos, de trabajar, de entender la relación con los clientes...

¿Dónde estamos?
Muchas empresas dicen estar orientadas al cliente, pero en realidad suelen aprovechar su fortaleza con un producto/servicio comercializándolo sin tener en cuenta que los deseos y necesidades de los clientes han cambiado, cosa especialmente peligrosa. Ante esto, hay que reposicionarse y para ello debemos cambiar nuestra mentalidad, ya que, para hacer cosas diferentes hay que pensar diferente.

Este pensar diferente debe basarse siempre en decisiones fundamentadas. Es necesario replantearse cuál es nuestro modelo de negocio, a quién nos dirigimos y qué le ofrecemos, a través de qué canales, qué relación tengo y quiero tener con los clientes, cuáles son mis actividades y recursos clave, etc. Después es necesario iniciar una segunda fase de análisis del funcionamiento de la empresa para garantizar la máxima eficiencia.

Es muy importante revisar los procesos y la tecnología, sin embargo, tenemos que dar un paso más, invertir en las personas es crucial, ya que son ellas las que pilotan la tecnología y los procesos y, por tanto, el negocio.

¿Si la realidad es tan compleja y por tanto difícil de interpretar, cómo se sabe hacia donde ir?
Precisamente, ante esta dificultad debemos priorizar el contacto con el entorno. Es imprescindible establecer un contacto estable y continuo con todos los grupos que orbitan alrededor de la empresa para ser capaz de adaptarme. Ahora bien, si no quiero perderme en este proceso es importante saber "quién y cómo soy”.

Hay dos grupos especialmente sensibles: el personal interno y los clientes, ya que el futuro de la empresa depende de la respuesta que demos a sus expectativas y necesidades. Este diálogo se ha de basar en metas próximas y fácilmente alcanzables. Si baso la relación en esta máxima, seré capaz de adaptar rápidamente mi producto al cliente y, por tanto, aumentar su satisfacción.

¿Las empresas deben buscar un tipo de perfil profesional más flexible?
Sí, es imprescindible, pero no es necesario buscarlo siempre fuera. El cambio de los que ya están a bordo es posible. Si enfocamos bien el trabajo con las personas de la empresa, éstas generalmente se suben al carro.


¿Es un proceso de coaching?
El coaching es un proceso de acompañamiento y, en este sentido, se puede utilizar esta técnica en el proceso de desarrollo profesional de los trabajadores, pero no es la única, hay otras herramientas como el mentoring, el counseling, la PNL...

Y en caso de una empresa de, por ejemplo 3.000 personas, ¿cómo se consigue este tratamiento personalizado?
Poniendo en marcha un programa transversal de gestión del cambio. Por su importancia, es necesario crear, por un lado, un organismo de alto nivel que vele por la transformación. Por otro, organizar, en primera línea, una red de agentes promotores del cambio, formada por personas con influencia y liderazgo en la empresa que ayuden, a partir de una metodología establecida, a detectar las resistencias al cambio y colaboren en superarlas.

Los procesos de transformación, ¿se pueden aplicar constantemente?
Tenemos que dejar atrás el concepto de estrategia para plantear el proceso de transformación continua. Hay que concienciarse de que, a partir de ahora, lo único constante es el cambio. El único valor añadido perdurable en el tiempo de una empresa es la innovación.Hay que concienciarse de que, a partir de ahora, lo único constante es el cambio. El único valor añadido perdurable en el tiempo de una empresa es la innovación.


REGISTRARSE INSIGHTS & IDEAS

Es gratis y fácil.
Como miembro podrá acceder a artículos, podcasts y recibir circulares y alertas por e-mail de nuestros servicios. Suscribirse

CIRCULAR INFORMATIVA
Ver número en curso Ver todos
PRÓXIMOS EVENTOS

Nueva normal ISO 37001 sistema de gestión anticorrupción.
Noviembre 2016.
AddVANTE Barcelona Ver programa