Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecerte los mejores servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información aquí.X




Artículos & opinión experta


  |  
22-12-2014

Mejora de la productividad: Lean Manufacturing y Lean Office

Ante la acuciante necesidad de mejorar la productividad, proponemos dos estrategias que cada vez toman más fuerza y que permitan obtener resultados espectaculares: Lean Manufacturing y Lean Office.



Todos somos conscientes que la situación actual de la economía y de la empresa española es extremadamente compleja. El acceso al crédito es muy complicado, el consumo está cayendo en picado, la rivalidad entre los competidores es cada vez más fuerte, cada vez se replican de forma rápida los productos y los servicios,... Ante esta situación el mantra que vamos oyendo continuamente es que hemos de mejorar la productividad. 

Entendemos por productividad el cociente entre la producción realizada y los recursos empleados. La productividad, en consecuencia, puede mejorarse realizando las tareas de manera más eficiente, sin fallos y/o reduciendo los recursos asignados. La pregunta clave es ¿cómo podemos conseguir incrementar nuestra productividad de una forma práctica? 

La respuesta a esta pregunta es múltiple, pero Lean se está convirtiendo en una estrategia que cada vez va tomando más relevancia.

 

Lean Manufacturing y Lean Office

El objetivo de Lean Manufacturing es mejorar el sistema de fabricación de una organización mediante la eliminación del despilfarro, es decir, de todas aquellas acciones que no aportan valor al producto y por las cuales el cliente no está dispuesto a pagar. Ejemplos de despilfarros son los transportes o desplazamientos innecesarios, el stock, los defectos, el tiempo de espera, la sobreproducción, etc.

 

Los pilares clave de Lean Manufacturing son: 

  • La mejora continua de los procesos.
  • Una participación activa de los empleados en decisiones relacionadas con la producción.
  • La eliminación de posibles defectos lo antes posible.
  • La producción de los artículos exactos en el plazo de tiempo y en las cantidades y calidades requeridas por los clientes.

 

El Lean Office, a su vez, es la aplicación de la filosofía del Lean Manufacturing a las actividades o procesos relacionadas con los servicios (gestión de proyectos, facturación, atención al cliente, etc.). El Lean Office complementa a Lean Manufacturing en las actividades administrativas y así contribuye a una correcta gestión de costos y a la rentabilidad de la empresa.

  

Las principales herramientas son:

 

  • Las 5 Śs o la Organización del Puesto de Trabajo: Consiste en organizar el puesto de trabajo a partir de 5 conceptos japoneses que son:

 

  • Seiri - Separar lo que es necesario de lo que no es necesario
  • Seiton ‒ Situar lo que es necesario de una forma simple y visible
  • Seiso - Limpieza para restaurar las condiciones del área y de los equipamientos
  • Seiketsu ‒ Estandarizar para mantener las condiciones
  • Shitsuke - Disciplina para cumplir y mejorar


- Los POKA-YOKE o sistemas anti-error: Son dispositivos “a prueba de errores” que impide la generación de defectos o hacen muy fácil su detección.

- El TPM o Mantenimiento Productivo Total: que busca la eliminación de pérdidas asociadas con paros, calidad y costes en los procesos de producción industrial

- El KANBAN o control del flujo de materiales: es un sistema de información que controla los productos, en la cantidad y tiempo necesarios, para garantizar el correcto funcionamiento de los servicios y procesos de producción.

 
 

Beneficios del Lean 

Así mediante la utilización de estas y otras herramientas podemos obtener beneficios asociados a múltiples ámbitos de la empresa como:

  • Reducción de los costos de producción: Controlando y evitando los cuellos de botella, los tiempos muertos de maquinaria o la infrautilización, la mano de obra ociosa.
  • Reducción de existencias: Comprando la materia prima en la cantidad y momento adecuado.
  • Mejora de la calidad. El producto va siendo controlado en línea y no al final del proceso. Cada operario es un control de calidad, con lo cual se tiene la certeza que el producto que se fabrica cumple con las especificaciones técnicas requeridas.
  • Menor mano de obra. Ya que el personal está capacitado en más de una función como por ejemplo un empleado participando en las actividades de mantenimiento, producción y calidad.
  • Mayor eficiencia de los equipos. El control de las máquinas y equipos, de su rendimiento, mantenimiento y tasas de calidad, permiten mantener un alto nivel de eficiencia productiva.
  • Disminución de los desperdicios. Se visualizan todos los puntos de la empresa donde existen ineficiencias lo cual permite detectar costos y gastos ocultos.
  • Disminución de la sobreproducción. Se produce solo lo que se necesita y en las cantidades que se requiere.
  • Optimización del transporte y de los movimientos

 

En definitiva, Lean es una metodología de gestión enfocada a la reducción de los despilfarros que se producen en las empresas, tanto productivas como de servicios, y a la optimización de sus recursos. Para ello, se aplican herramientas sencillas y potentes que generan resultados espectaculares.






Si desea suscribirse gratuitamente a AddVANTE insights & ideas haga clic aquí


REGISTRARSE INSIGHTS & IDEAS

Es gratis y fácil.
Como miembro podrá acceder a artículos, podcasts y recibir circulares y alertas por e-mail de nuestros servicios. Suscribirse

CIRCULAR INFORMATIVA
Ver número en curso Ver todos
BLOG

Espacio para compartir y debatir contenidos relevantes, relacionados con la estrategia, la tecnología y la gestión de la empresa. Visítenos