Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecerte los mejores servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información aquí.X




Artículos & opinión


  |  
30-06-2016

Indicadores de coyuntura económica (Junio 2016)

En esta sección se muestra la evolución de los principales indicadores de la economía española y un seguimiento de los mismos con breves comentarios y/o reflexiones.


El Banco de España advierte en sus proyecciones macro sobre los riesgos negativos que tiene para la economía española el actual escenario político. Y lo ha hecho otra vez, justo en un momento que las encuestas vuelven a arrojar un Parlamento fragmentado donde se hace difícil ensamblar una mayoría suficiente para gobernar. La prolongación del periodo de incertidumbre política, tras la convocatoria de unas nuevas elecciones legislativas se traduce en un aplazamiento de las decisiones de gasto o inversión.

A esta incerteza política se une la debilidad general de la zona euro para arrojar serias dudas sobre la duración del crecimiento español que, aun así, se mantiene en tasas superiores al 3%.




Comentarios a los principales indicadores

Producción y demanda

Según las últimas perspectivas económicas publicadas, la OCDE, el organismo que engloba a las economías más desarrolladas del mundo, ha mejorado su pronóstico sobre la evolución de España para este año, cuando espera un crecimiento del 2,8%, pero lo empeora para 2017, cuando estima que avanzará a un ritmo más modesto del 2,3%. Avisando del riesgo de prolongar la incertidumbre política sobre la demanda interna.

No sólo la incertidumbre política es responsable de esta previsión de moderación en el crecimiento: la evolución de los distintos indicadores industriales y manufactureros a lo largo de mayo, ha constatado que el crecimiento económico de la zona euro se está debilitando después de un primer trimestre prometedor.

Empleo

El paro en el mes de mayo se redujo en 119.768 personas, un 2,99% respecto a abril, por lo que se sitúa en 3.891.403 parados, por debajo de la cota de los cuatro millones por primera vez desde agosto de 2010, casi seis años atrás. Es necesario remontarse a noviembre de 2009 para encontrar menos desempleados que ahora.

Este mes de mayo de 2016 se convierte en el mejor de toda la serie histórica, iniciada en 1996, ha apuntado el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. También se crearon 198.004 empleos, por lo que el número de cotizantes de la Seguridad Social se eleva hasta los 17.661.640 afiliados medios. El ritmo de la creación de empleo, aun así, se va moderando: hace un año la afiliación avanzaba a razón del 3,57% interanual, mientras que ahora lo hace al 2,56%.

Precios

El IPC continua obstinadamente en valores negativos y ello a pesar de que la producción mundial de petróleo cayó en unos 730.000 barriles diarios en mayo por diversos cortes de suministro, lo que ha impulsado el precio del crudo en las últimas semanas hasta su nivel más alto en casi un año, señaló la OPEP, que mantiene sin cambios sus previsiones sobre la demanda mundial de petróleo para todo el año 2016.

Por su parte, el Euribor a doce meses también ha cerrado el mes de mayo en negativo continuando también en la senda de las tasas negativas iniciadas en febrero de este año, por cuarta vez desde que se tienen registros de este indicador.

Estos dos factores están generando una alta volatilidad en la bolsa, y principalmente en las entidades financieras que ven con preocupación cómo los bajísimos tipos de interés que imperan en la zona del euro, y en general en el panorama internacional, perjudican seriamente la rentabilidad de sus cuentas de resultados.

Sector público

El déficit de las administraciones públicas, sin contar ayuntamientos, se ha situado en 12.684 millones de euros hasta marzo (un 1,13% del PIB). El Estado acumula un déficit del 0,78% hasta marzo, por debajo del 1,19% registrado en el mes anterior y del 0,99% del mismo mes del año anterior. Así, supone un 18,2% menos que en el mismo trimestre del año 2015.

Esta mejora en la evolución actual se explica básicamente por el abaratamiento en el pago de intereses de la deuda que se vuelve a situar en mínimos históricos con Alemania liderando la inusual circunstancia de cobrar dinero al colocar su deuda a inversores dispuestos a obtener tipos negativos para esquivar la volatilidad del mercado.

La parte negativa de esta reducción del déficit público es que, según las cifras ofrecidas por Hacienda, los ingresos fiscales, impuestos y cotizaciones han caído un 17% hasta 39.300 millones. El descenso se explica principalmente por la caída de la recaudación de los impuestos sobre la renta y sobre sociedades.







Si desea suscribirse gratuitamente a AddVANTE insights & ideas haga clic aquí

REGISTRARSE INSIGHTS & IDEAS

Es gratis y fácil.
Como miembro podrá acceder a artículos, podcasts y recibir circulares y alertas por e-mail de nuestros servicios. Suscribirse

CIRCULAR INFORMATIVA
Ver número en curso Ver todos